Redacción / Foto: AP

Houston, Texas

Carlos Correa hizo una pausa de algunos segundos en el plato. Con una mano, dio unas palmadas en la muñeca opuesta, donde portaría normalmente el reloj, después de romper el empate mediante un jonrón en la séptima entrada.

“Es la hora”, gritó el boricua, antes de trotar por los senderos.

Lo es. Y mientras su contrato con los Astros se acerca a la expiración, el campocorto estelar quiere evidentemente que este octubre sea memorable.

El cuadrangular de Correa guio el viernes a Houston hacia una victoria por 5-4 sobre los Medias Rojas de Boston, en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Junto con el venezolano José Altuve, Correa hizo lo suficiente para superar apenas a Boston, que contó con una actuación heroica de Kiké Hernández con el bate y el guante.

“Cuando empiezan los playoffs, mis compañeros me dicen: ’Es la hora de que llegues. Ahora ve allá y pega jonrones”, dijo Correa. “Y me dijeron que diera golpecitos en el reloj cuando bateara el jonrón”.

Altuve empató el encuentro por medio de un cuadrangular de dos carreras en el sexto inning, mientras que Correa logró su jonrón ante el dominicano Hansel Robles, quien cargó con la derrota, cuando había dos outs de la séptima entrada.

Los Astros tomaron así una ventaja de 4-3.

Correa está con los Astros desde 2012, cuando lo reclutaron como la primera selección general del draft. Se convertirá en agente libre al concluir la campaña.

Y no parece muy probable que regrese a Houston.

A lo largo de su carrera, Correa ha aportado hits mejorables con los Astros, incluidos 18 jonrones en postemporada, muchos en situaciones clave.

“Así es a la hora de los playoffs”, comentó. “Queremos estar en el escaparate. Queremos aprovechar el momento”.

Hernández, otro puertorriqueño, disparó cuatro hits, incluidos dos vuelacercas, y salvó a Boston de varias carreras con un par de atrapadas prodigiosas.

El año pasado, se coronó en la Serie Mundial con los Dodgers de Los Ángeles.

Con su segundo jonrón, ante el taponero Ryan Pressly en el inicio de la novena entrada, Hernández redujo la diferencia a 5-4. Sin embargo, Pressly retiró a los tres bateadores siguientes y se acreditó el salvamento.

El segundo juego se llevará a cabo este sábado, también en Houston.

Los Astros ganaban por 4-3 en la octava entrada, cuando Hirokazu Sawamura propinó un pelotazo a puertorriqueño Martín Maldonado. Houston amplió la delantera gracias al cubano Yuli Gurriel, quien se deslizó justo a tiempo para anotar en un elevado de sacrificio de Altuve, que puso la pizarra en 5-3.

Hernández hizo un estupendo tiro, que fue insuficiente para lograr el out. Ha estado encendido este octubre por los Medias Rojas, que se colaron en los playoffs con un boleto de comodín.

Acumula 13 hits en sus últimos cuatro compromisos, y ha fijado un récord de las mayores, con más inatrapables en un tramo de cuatro encuentros de una postemporada. Rebasó a cuatro peloteros que habían pegado 11: Billy Hatcher (1999), Marquis Grissom (1995), Hideki Matsui (2004) y Randy Arozarena (2020).

Por los Medias Rojas, los boricuas Hernández de 5-4 con dos anotadas y dos impulsadas, Christian Vázquez de 3-0. Los dominicanos Rafael Devers de 5-2 con una anotada, Danny Santana de 1-0. El mexicano Alex Verdugo de 3-1.

Por los Astros, el venezolano Altuve de 3-1 con dos anotadas y tres producidas. Los cubanos Yordan Álvarez de 3-1 con una remolcada, Gurriel de 3-1 con una anotada. Los puertorriqueños Correa de 4-3 con una anotada y una remolcada, Maldonado de 2-0.