Redacción / Foto: AP

Los Ángeles, California

Eddie Rosario aportó dos jonrones y seis lanzadores se combinaron en una faena de cuatro hits para que los Bravos de Atlanta doblegaran el miércoles 9-2 a los Dodgers de Los Ángeles y se colocaran a un triunfo de la Serie Mundial.

El boricua totalizó cuatro hits por segundo encuentro durante esta Serie de Campeonato de la Liga Nacional, en la que Atlanta tiene ahora ventaja de 3-1.

Este jueves se llevará a cabo el quinto duelo, también en el Dodger Stadium. Los Bravos no se coronan en la Nacional desde hace 22 años, y podrían lograrlo eliminando a los campeones vigentes del Clásico de Otoño.

El año pasado, los Dodgers perdían por 2-0 y 3-1 ante los Bravos en la Serie de Campeonato, pero remontaron con tres victorias seguidas y se llevaron el gallardete en Arlington, Texas, una sede neutral en medio de la pandemia.

Para repetir la hazaña, tendrán que despertar con el madero. Los primeros cinco en el orden —Mookie Betts, Corey Seager, el campeón de bateo de la Nacional Trea Turner, Will Smith y Gavin Lux— se fueron de 17-0 en forma combinada.

Rosario se convirtió en el primer pelotero en tener dos juegos con cuatro hits durante una Serie de Campeonato, ya sea de la Nacional o de la Americana. Remolcó cuatro carreras y siguió brillando al bate durante esta postemporada.

Se quedó a un doble del ciclo. Disparó un cuadrangular en el segundo inning, un triple en el tercero, un sencillo en el quinto y un jonrón de tres carreras en el noveno.

El jardinero izquierdo ha bateado de hit en cada duelo de estos playoffs, para acumular 14 imparables. Se ha ponchado sólo una vez.

Los cuatro vuelacercas de los Bravos empataron un récord de la franquicia en postemporada.

Cada uno de los primeros tres duelos de la serie se decidió por una carrera en los últimos dos capítulos.

Esta vez, los Dodgers no pudieron hacer magia al final.

Jesse Chávez, el abridor de Atlanta, se combinó con Drew Smyly, Chris Martin, A.J. Minter, Tyler Matzek y Will Smith para maniatar a los bateadores locales. Los Ángeles no bateó un hit sino hasta el quinto acto, y se vio limitado a uno en el resto del encuentro.

Los Bravos no perdieron tiempo para hacerle daño al mexicano Julio Urías, quien había ganado 20 juegos en la campaña regular y permitió esta vez tres jonrones en apenas dos innings y dos tercios.

Fue la segunda vez que Urías ha permitido esa cantidad de vuelacercas en su carrera. La segunda fue en su segundo juego dentro de las mayores, en 2016.

Por los Bravos, el puertorriqueño Rosario de 5-4 con tres anotadas y cuatro empujadas. El panameño Johan Camargo de 1-0. Los venezolanos Orlando Arica de 1-0, Ehire Adrianza de 1-0.

Por los Dodgers, el dominicano Albert Pujols de 1-1. El mexicano Julio Urías de 1-0.