Redacción / Foto: AP

Columbus, Ohio, EE.UU.

Unos segundos después del silbatazo inicial, Costa Rica celebraba y Estados Unidos parecía cerca de otro descarrilamiento en la eliminatoria, dos jóvenes que no vivieron el fracaso de hace cuatro años se encargaron de aclarar el panorama.

Costa Rica abrió el marcador apenas en el primer minuto, pero Estados Unidos supo remontar el miércoles para imponerse por 2-1, con lo cual se ubicó provisionalmente en la cima de la eliminatoria al Mundial de 2022.

Keysher Fuller anotó el tanto de vestuario, al aprovechar un estupendo centro de Ronald Matarrita y vencer al arquero Zack Steffen con un potente derechazo dentro del área.

Pero Sergiño Dest igualó a los 25 con un golazo. El lateral derecho del Barcelona controló un balón en las inmediaciones del área y descargó un zurdazo combado que se anidó en el ángulo del arco defendido por Keylor Navas, quien debió abandonar el encuentro durante el descanso, debido a un tirón en el aductor derecho.

Lo reemplazó Leonel Moreira, quien terminó desviando hacia su propio arco un disparo de Tim Weah, para un autogol a los 66 minutos.

“No podíamos perder otra vez”, dijo Dest, de 20 años. “Necesitábamos ganar con urgencia”.

Estados Unidos llegó a 11 puntos, con los que se colocó provisionalmente en el primer puesto del octagonal definitivo rumbo a Qatar. Gracias al criterio de goles anotados supera a México, que más tarde visitaba a El Salvador.

La derrota en el Lower.com Field de Columbus dejó a Costa Rica con seis puntos, en el quinto sitio y a un peldaño del puesto que otorga el derecho de disputar un repechaje internacional.

El técnico estadounidense Gregg Berhalter realizó nueve ajustes respecto de la alineación de inicio que cayó el domingo en Panamá. Uno de los jugadores que comenzó esta vez realizó un intento fallido por alejar la pelota del arco con la cabeza, lo que puso en marcha la jugada que derivó en el tanto de Fuller.

Fue el gol más rápido recibido por Estados Unidos en 23 años.

El soberbio disparo de Dest devolvió la tranquilidad a Berhalter.

“Yo pensé: ‘Tengo que disparar’”, relató el zaguero. “Estoy muy contento. Necesitábamos ese gol. Era realmente importante”.

Weah, hijo del presidente de Liberia y exastro del fútbol George Weah, no formaba parte originalmente de la alineación titular. Sin embargo, un cambio de último minuto lo colocó en lugar de Paul Arriola, quien se lastimó la ingle derecha en el calentamiento.

Y Weah terminó realizando el disparo de unos 10 metros desde un vértice del área. Moreira se lanzó pero terminó enviando a las redes el balón.

En sus próximos encuentros, Estados Unidos recibirá a México el 12 de noviembre, antes de visitar el Estadio Azteca y viajar a Costa Rica.

“Creo que por ahora vamos por el camino correcto”, resaltó Dest.

Con una alineación que promedió más de 30 años, los ticos se fueron desvaneciendo durante un encuentro al que asistieron 20.165 espectadores, en un recinto inaugurado recién en julio tras una inversión de más de 300 millones de dólares.

Navas cumplió su 99na aparición en partidos internacionales, mientras que Celso Borges llegó a 144. El técnico Luis Fernando Suárez conservó en el once inicial a nueve jugadores que comenzaron el domingo en el triunfo por 2-1 de visita en San Salvador.

“La responsabilidad es toda, cuando uno es entrenador, tiene que asumir las consecuencias de lo que se dé, como los resultados, buenos o malos”, comentó el entrenador colombiano.