Redacción

Múnich, Alemania

Gerd Müller, el exdelantero del Bayern Munich y de la entonces Alemania Occidental conocido como “El Bombardero” por la potencia de sus remates, murió. Tenía 75 años.

El Bayern anunció el fallecimiento el domingo y el presidente del club bávaro, Herbert Hainer, dijo que era “un día triste y sombrío para el FC Bayern y todos sus aficionados”.

Müller anotó 566 goles para el Bayern entre 1964 y 1979, ayudando al equipo a alzar cuatro títulos alemanes, cuatro de la Copa de Alemania y tres de la Copa Europea en ese periodo. Aún posee el récord de la mayor cantidad de goles anotados en la Bundesliga con 365, jugando en 427 partidos de la liga.

“Gerd Müller fue el más grande goleador en la historia, y una gran persona y figura del fútbol mundial”, destacó Hainer en un comunicado publicado en el portal del equipo. “Nos unimos en la profunda pena con su esposa Uschi y su familia”.

Bayern anunció en octubre de 2015 que Müller sufría el mal de Alzheimer por “un largo tiempo” y que él había estando recibiendo cuidado profesional con el apoyo de su familia desde el inicio de febrero de ese año.

Müller participó en 607 juegos del Bayern en distintos torneos. Fue el líder de goleo de la liga en siete ocasiones. Fue tan importante para el ascenso del Bayern rumbo a convertirse en una potencia del fútbol alemán como sus excompañeros Franz Beckenbauer y Uli Hoeneß.

El récord de Müller de 40 goles anotados en la temporada 1971-72 de la Bundesliga apenas fue superado la campaña pasada, cuando Robert Lewandowski, actual delantero del Bayern, anotó su 41ro en el último minuto del último partido.

Müller también ayudó a Alemania Occidental a conquistar el Campeonato Europeo en 1972, luego la Copa del Mundo dos años después, cuando anotó el gol decisivo en la final frente a Holanda. En total aportó 68 dianas en 62 partidos con Alemania Occidental. Fue un récord nacional que apenas fue rebasado en 2014 por Miroslav Klose, quien necesitó 129 juegos para empatar su marca.

“Él fue el mejor delantero alemán de todos los tiempos. Sin él, el Bayern y la selección alemana nunca habrían podido tomar este camino al éxito”, sostuvo el presidente del estado de Bavaria, Markus Söder. ”Yo mismo fui un gran aficionado. Todos en Bavaria lamentamos su partida”.

Müller se convirtió en técnico de fuerzas juveniles del Bayern después de su carrera como futbolista, dirigiendo a jugadores como Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Thomas Müller.

“Sus logros no tienen rival hasta ahora y siempre serán una parte de la gran historia del FC Bayern y de todo el fútbol alemán”, agregó el presidente del Bayern, Oliver Kahn, en el comunicado del club. “Como jugador y como persona, Gerd Müller representa como nadie al FC Bayern y su desarrollo en uno de los equipos más grandes del mundo. Gerd siempre estará en nuestros corazones”.