Redacción / Foto: CONCACAF

Ciudad de México

El América superó 2-0 al Philadelphia Union en la cancha del Estadio Azteca en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, los goles fueron en la primera mitad a través de de Richard Sánchez y un penal en el complemento de Emanuel Aguilera.

La victoria le da a América la ventaja, en sus aspiraciones de llegar a la final de la SCCL, aunque Filadelfia Union  aún espera hacer una buena actuación en el partido de vuelta y seguir adelante.

El primer gol llegó en el minuto 17. Sánchez no desaprovechó el tiro libre de su compañero Sebastián Córdova se estrellara en la barrera. El mediocampista de América dio un paso adelante y contra remató el rebote, con su disparo que rebotó en la espalda del mediocampista de Filadelfia Daniel Gazdag y superó al guardameta visitante Andre Blake, para el 1-0.

Justo antes del medio tiempo, el Club América buscó el segundo gol, cuando Mauro Lainez corrió hacia la línea de fondo y puso un centro raso, pero Jakob Glesnes hizo frente al peligro con un fuerte despeje.

En el minuto 76, Sánchez cayó en el área, derribado por el contacto de José Martínez. Martínez se había lanzado de regreso a su propia área después de ceder la posesión a Álvaro Fidalgo de América. Fidalgo encontró rápidamente a Sánchez, cuya jugada para poner el balón en su pie izquierdo fue interrumpida por un pase de Martínez. Después de una revisión provocada por el VAR se otorgó el tiro de penal.

El defensa del América, Emanuel Aguilera, cobró la falta para vencer por segunda vez a  Blake cuando el portero se lanzó a su izquierda, duplicando la ventaja para Las Águilas, quienes luego pudieron controlar la posesión durante la mayor parte del tiempo restante mientras Filadelfia Union hizo modificaciones para intentar y lograr un gol de visitante crítico, con la mejor oportunidad con un cabezazo tardío de Alejandro Bedoya que puso en acción al portero del América Guillermo Ochoa en el tiempo de descuento.

El partido de vuelta el próximo 15 de septiembre será en el Subaru Park en Chester, Pensilvania, donde el ganador avanzará para enfrentar a Monterrey o Cruz Azul en la final que se disputará a un solo partido.