Redacción

Ciudad de México

Luego de una espera de 8.575 días, Cruz Azul puede presumir que es nuevamente el campeón del fútbol mexicano al derrotar en el marcador global 2-1 a Santos, el gol del título fue del uruguayo Jonathan “Cabecita” Rodríguez en el segundo tiempo.

El chileno Diego Valdés puso al frente a los Guerreros a los 37 minutos con tiro de larga distancia, pero el “Cabecita” Rodríguez decretó el empate a los 51.

Con el resultado, la Máquina le puso punto final a una sequía de títulos que databa desde el torneo Invierno 97, cuando derrotó a León.

El triunfo también servirá para acabar con las burlas que el equipo sufría por perder seis finales de liga desde su último campeonato.

Cruz Azul había perdido previamente las finales de liga en el Invierno 99 (Pachuca), en el Clausura 2008 (Santos), Apertura 2008 (Toluca), Apertura 2009 (Monterrey), Clausura 2013 (América) y Apertura 2018 (América).

Además, la Máquina había perdido las finales por la Copa Libertadores en 2001 (Boca Juniors) y las de la Liga de Campeones de la Concacaf en 2009 y 2010, ante Atlanta y Pachuca respectivamente.

Esas derrotas le hicieron ganarse el mote del subcampeonísimo, pero todo eso ya es cosa del pasado y hoy la Máquina puede presumir ser el mejor equipo del país.

Con sus nueve campeonatos, la Máquina se acerca a uno de Toluca que es el tercero más laureado del país, superado por Chivas (12) y América (13).

El logro vino de la mano del técnico peruano Juan Reynoso, quien como jugador fue parte de la plantilla que se coronó en el Invierno 97.

Reynoso tomó al equipo a unos días del arranque del torneo y firmó una temporada histórica en que el equipo empató un récord de triunfos consecutivos (12) y se quedó a dos puntos (41) de imponer una marca en torneos cortos, que se juegan en México desde 1996.

Santos buscaba su séptima corona, primera desde el Clausura 2018.

Con el consentimiento de la Máquina, Santos tomó el control del partido en los primeros minutos, pero no generó disparos que llegarán a inquietar al portero José de Jesús Corona.

Cruz Azul, que había llegado poco, generó la primera jugada de peligro con un disparo del paraguayo Juan Escobar a los 26 minutos, un remate que obligó al guardameta Carlos Acevedo a realizar una espectacular atajada.

La insistencia de Santos encontró recompensa cuando Valdés eludió a tres jugadores en las afueras del área y sacó un potente tiro que entró pegado al poste derecho de Corona para empatar la serie.

Cruz Azul dominó el arranque del segundo tiempo y pronto encontró el empate luego de un largo despeje de Corona que le cayó por banda derecha al peruano Yoshimar Yotún, quien mandó un pase para el centro del campo para el “Cabecita” Rodríguez; éste sacó un disparo rasante a primer poste para poner el 1-1.

La jugada generó polémica porque las repeticiones de televisión parecían mostrar al argentino Guillermo Fernández en posición adelantada, pero el árbitro dio el gol por bueno sin consultar con el VAR.

En los minutos finales, Santos fue con insistencia buscando un gol que mandara el partido al alargue, pero apenas fue capaz de genera un remate de cabeza del ecuatoriano Félix Torres, tiro que se fue por encima del arco de Corona.