Redacción

Arlington, Texas

El delantero Hirving Lozano ingresó desde el banquillo en el segundo tiempo y firmó un doblete con el que México remontó para vencer 2-1 a Islandia el sábado por la noche, en un partido amistoso que fue manchado por el grito homofóbico de los aficionados mexicanos.

Edson Álvarez cometió un autogol a los 14 minutos para adelantar a los islandeses, pero el “Chucky” Lozano, quien entró a los 63 minutos, marcó el tanto de la igualdad a los 73 y recibió un centro de Héctor Herrera para cabecear hacia la red a los 77.

El encuentro fue de fogueo para México, que el próximo jueves enfrentará a Costa Rica en Denver, por las semifinales de la Liga de Naciones de la Concacaf.

El encuentro se realizó con espectadores en el AT&T Stadium. En el primer tiempo, al menos en cuatro ocasiones se escuchó que los aficionados profirieron el coro homofóbico cuando el arquero islandés realizaba el saque de meta. Esa expresión soez le ha costado a la Federación Mexicana de Fútbol varias multas por parte de la FIFA.

En el segundo tiempo los aficionados continuaron con el grito y luego de un par de avisos, el árbitro detuvo el partido a los 61 minutos, como parte del primer paso del protocolo para combatir el racismo y la discriminación, impuesto por la FIFA.

El segundo paso consiste en mandar a los jugadores a los vestuarios y el tercero suspender el encuentro. No se llegó a eso a pesar de que la gente hizo caso omiso a las peticiones del sonido local para cesar el grito.

El equipo islandés se puso al frente cuando Birkir Már Sævarsson entró al área por la banda derecha, recortó a un jugador y realizó un disparo que le pegó en una pierna a Álvarez para dejar sin oportunidad al portero Alfredo Talavera.

México dominó el resto de la primera parte, pero le faltó profundidad para inquietar al arquero europeo y sólo fue capaz de generar un tiro de media distancia de Uriel Antuna que se fue desviado por el poste derecho y uno más de Carlos Rodríguez, por encima de portería

El Tri tuvo una oportunidad clara a los 55, con un remate de Héctor Moreno en el área chica que fue rechazado con apuros por el portero Rúnar Rúnarsson.

El cuadro azteca empató cuando Diego Lainez condujo con pelota dominada por la banda derecha y le dio un pase a Lozano, quien recortó a un zaguero y efectuó un tiro que dejó sin oportunidad al arquero islandés.

México le dio la vuelta al encuentro cuando Héctor Herrera llegó a la línea de fondo por la derecha y mandó un centro al área chica, donde Lozano arribó para conectar un remate de cabeza y metió la pelota al fondo por el centro del arco.