Redacción

Tampa Bay, Florida

La NFL deberá darle seguimiento a las lecciones aprendidas en 2020, indicó el comisionado Roger Goodell durante la conferencia de prensa anual sobre el estado de la liga.

Realizada frente a una audiencia virtual y en persona afuera de la arena en donde juegan el Lightning de Tampa Bay de la NHL, Goodell dijo que el combate a la pandemia de coronavirus, la contratación de entrenadores de minorías, al calendario y la relación de la NFL con el sindicato de jugadores seguirán siendo temas importantes.

“No sé cuando volveremos a la normalidad o si eso va a ocurrir”, dijo. “Sé que hemos aprendido a trabajar en un ambiente difícil y lo haremos de nuevo. Es algo que aprendimos. Escuchar a los equipos y al sindicato decir que la relación nunca ha sido más fuerte. Lo interpreto como que hay confianza y que hemos trabajado para seguir adelante y esto será una de los legados de esta campaña”.

Goodell no descartó que la NFL pueda disputar partidos en México y Gran Bretaña en la temporada de 2021, todo sujeto a la evolución de la pandemia.

“Estamos planificando partidos internacionales para 2021”, dijo Goodell. “Está dentro de la estrategia. Estamos en contacto con nuestros socios en el Reino Unido y México, y queremos cerciorarnos de que lo haremos de un modo seguro”.

En el lado positivo, el comisionado declaró que el legado de 2020 incluye algo que las otras ligas y organizaciones no pudieron manejar: disputar una temporada completa sin interrupciones y con el duelo por el campeonato a tiempo a pesar de los problemas por el COVID-19.

“Este fue un esfuerzo colectivo extraordinario”, admitió Goodell. “Hay mucha gente que tuvo que trabajar en conjunto para lograrlo. Hubo quienes dudaron, gente no creyó que podíamos lograrlo, hubo varias incógnitas para nosotros”.

Pero la parte negativa del legado, uno que ha plagado a una liga compuesta un 70% de jugadores de minorías, ha sido el último ciclo de contratación de entrenadores. Goodell indicó que la liga no está satisfecha de que sólo dos estrategas de minorías fueran contratados para los siete puestos disponibles.

Los Jets de Nueva York contrataron a Robert Saleh , el primer entrenador musulmán e hijo de inmigrantes libaneses, y David Culley por Houston, por lo que se convirtió en apenas el tercer coach de raza negra actualmente.

“Tuvimos dos contrataciones de entrenadores de minorías y no era lo que esperábamos”, dijo el comisionado, “y no lo que esperamos hacia el futuro”.

Goodell reconoció que también se contrataron a gerentes general afroestadounidenses y que también hay más diversidad en los coordinadores.