Redacción

Tokio, Japón

El costo por aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 podría alcanzar los 2.800 millones de dólares, según las cifras publicadas el viernes por el comité organizador, el gobierno de la capital de Japón y el ejecutivo nacional.

La cifra están en concordancia con las estimaciones realizadas en Japón desde que la pandemia del coronavirus obligó a demorar la cita olímpica hace ocho meses. Está previsto que la ceremonia inaugural se celebre el 23 de julio de 2021.

Las dos entidades gubernamentales asumirán alrededor de dos tercios del gasto extra, mientras que la parte restante será sufragada por el comité organizador, que tiene financiación privada.

Pocos de los costos agregados para los Juegos de Tokio —o los costos generales— son cubiertos por el Comité Olímpico Internacional (COI), con sede en Suiza, que depende mayormente en fondos públicos para realizar sus eventos. Sus ingresos son generados en gran parte por la venta de derechos de transmisión y patrocinios.

“Pienso que nuestro mayor desafío son los costos adicionales”, destacó la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, durante una conferencia de prensa virtual. “Este es un tema crucial a fin de que nos preparemos para los Juegos Olímpicos. Necesitamos ganarnos la comprensión y simpatía del pueblo de Tokio y el pueblo de Japón”.

Al tiempo que el costo de los Juegos de Tokio sigue aumentando, podría reforzar el escepticismo sobre la decisión de sostener una justa olímpica en medio de la pandemia. Encuestas recientes muestran que la población japonesa está dividida sobre este tema, así como en permitir la entrada de aficionados extranjeros pese a que se espera que para entonces se cuente con una vacuna.

Los aros olímpicos han sido colocados de nuevo en Tokio
Los aros olímpicos han sido colocados de nuevo en Tokio / Foto: Archivo

Japón ha controlado la pandemia mejor que la mayoría del resto del mundo, con cerca de 2.200 muertes atribuidas al COVID-19 en un país de 125 millones de habitantes.

La Universidad de Oxford publicó un estudio hace tres meses en que señala que los Juegos de Tokio son los más costosos Juegos Olímpicos de verano de la historia. Y tal estudio fue realizado antes que la justa olímpica sea pospuesta por el brote de COVID-19.

Previo al aplazamiento, Japón afirmó que los Juegos Olímpicos costarían 12.600 millones de dólares. Pero una auditoria gubernamental el año pasado reveló que probablemente sería el doble de esa cantidad, y eso fue antes de la postergación por la pandemia. Todo excepto 5.600 millones de dólares provienen de fondos públicos.

Las autoridades de Tokio aseguraron que los Juegos Olímpicos tendrían un costo total de 7.300 millones de dólares cuando obtuvieron la sede en 2013 en Buenos Aires, Argentina.

El costo operativo del cambio de fecha está valorados en 171.000 millones de yenes (unos 1.640 millones de dólares al cambio actual). El comité organizador y el gobierno de Tokio sufragarán este gasto en la misma proporción, y el gobierno nacional asumirá una pequeña parte.

Por otra parte, las medidas contra el coronavirus ascienden a 96.000 millones de yenes (unos 920 millones de dólares), que serán abondos únicamente por los gobiernos.

Los organizadores de Tokio 2020 indicaron que la factura podría incrementarse en otros 27.000 millones de yenes (alrededor de 260 millones de dólares) de un fondo de contingencia para ayudar a cubrir los costos adicionales.