Redacción

Ciudad de México

Después de una inactividad de más de cuatro meses por la pandemia de coronavirus, el fútbol mexicano regresará a las canchas a fines de julio.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, anunció el miércoles que el próximo torneo Apertura arrancará el 24 de julio y terminará el 12 de diciembre. La final sólo cambiaría de fecha en caso de que un equipo mexicano se clasifica al Mundial de Clubes y alcance la final.

Eso es algo incierto porque la Liga de Campeones de la CONCACAF detuvo su actividad por la pandemia cuando estaban por disputarse las semifinales y aún no hay una fecha para su reanudación, aunque Bonilla dijo que sí se van a realizar.

Además, Bonilla confirmó que la suspendida final por la Copa MX entre Tijuana y Monterrey se jugará con partidos de ida y vuelta el 16 y 23 de septiembre.

“Ante este periodo tan complicado que hemos enfrentado, veo señales de recuperación en el fútbol nacional”, dijo el presidente Bonilla, quien en marzo dio positivo por COVID-19. ”Ya tenemos fecha de inicio y propuesta de calendario, además como todos saben hemos distribuido el protocolo de salud que nos da claridad sobre las medidas a tomar para preservar la salud de todos”.

Además del regreso a las canchas, Bonilla informó que desde el Apertura 2020 se incluirá un repechaje que aumentará el número de equipos clasificados a la postemporada, de ocho a 12.

“Son momentos para preservar elementos que han mostrado su éxito y nuevas dinámicas deportivas y comerciales que resulten benéficas para el torneo”, agregó el dirigente sobre el nuevo formato.

“Lo que buscamos es que todos los partidos de todo el torneo sean de interés y que todos tengan algo por qué pelear, sobre todo en esa parte media de la tabla, que sepa que con esto te abra la posibilidad de participar en la parte final y que te aleje de los últimos lugares, donde hay una penalidad que es importante”.

Aunque el país atraviesa el momento más crítico por la pandemia, con números récord de contagios y muertes, las autoridades sanitarias autorizaron desde la semana pasada el regreso de los deportes profesionales, pero sin público, como una medida para mitigar la transmisión del virus.

Hasta el martes por la noche, México reportaba 124.301 contagios y al menos 14.696 muertos, aunque las autoridades han dicho que las cifras serían más altas.

Con miras a un eventual regreso a los entrenamientos presenciales, todos los equipos de la primera división han estado realizando pruebas para detectar el coronavirus desde la semana pasada.