Redacción

Pekín, China

Dos de los más grandes fabricantes de calzado y ropa deportiva del mundo, la estadounidense Nike y la alemana Adidas, han reconocido que la epidemia del coronavirus está teniendo un impacto negativo material en sus operaciones en China y han anunciado el cierre temporal de un número significativo de sus tiendas en el gigante asiático.

En el caso de Nike, el fabricante estadounidense ha anunciado el cierre provisional de “aproximadamente la mitad” de sus establecimientos en China, mientras que Adidas ha llevado a cabo el cierre de “un número significativo” de las 500 tiendas que tiene en el gigante asiático.

Nike, ha encontrado en China un enorme mercado que le ha ayudado a crecer en los últimos años, ya que durante el 2019 logró colocar sus artículos vendiendo más de 6 mil millones de dólares, cuando en 2014 colocó más de 2 mil millones de dólares lo que ha supuesto un gran incremento hasta la aparición del coronavirus

La firma de Oregón ha indicado que opera con horarios reducidos y registrando un tráfico inferior al previsto en las tiendas que siguen abiertas. “En primer lugar, seguimos centrados en la salud y la seguridad de nuestros compañeros“, ha subrayado John Donahoe, presidente y consejero delegado de Nike.

Por su parte, una portavoz de Adidas ha indicado que la compañía de las tres bandas está implementando las directrices dadas por las autoridades chinas en sus establecimientos en el país.

Esto incluye el cierre de un número significativo de nuestras tiendas propias en China“, ha confirmado, señalando que Adidas “actualmente está experimentando un impacto negativo en sus operaciones en China, aunque es demasiado pronto para evaluar la magnitud del mismo”.