Redacción

Ciudad de México

El América logró un importante triunfo de 2-0 sobre Puebla, el cual le aclara su panorama hacia la Liguilla, en partido por la fecha 15 del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX, disputado en el estadio Azteca.

Los goles de la diferencia fueron obra del chileno Nicolás Castillo al minuto 65 y del colombiano Andrés Ibargüen al 82. Con este resultado, los de Coapa sumaron 25 unidades, en tanto los de la “angelópolis” se quedaron con 13 puntos.

El cuadro de Coapa nunca pensó que iba a llegar a estas instancias del certamen con la imperiosa necesidad de ganar este duelo y pese a que lo lograron, las dudas en torno a su desempeño quedaron en el aire.

El ímpetu y deseo que mostraron desde un inicio por ir al frente no fue acompañado por un futbol colectivo eficaz para abrir el cerrojo defensivo que impuso la visita, de hecho nulas fueron sus llegadas de peligro sobre la meta del uruguayo Nicolás Vikonis.

Fueron los “Camoteros” los que tuvieron la más clara en el lapso inicial, en un centro por izquierda al área, donde el colombiano Christian Marrugo, de frente a la portería, conectó un cabezazo que se fue a un lado cuando tenía para mucho más.

Necesitado de mayor profundidad al frente, el técnico Miguel Herrera desde la tribuna ordenó para el segundo tiempo el ingreso del colombiano Andrés Ibargüen, en lugar de su compatriota Nicolás Benedetti, quien pasó desapercibido.

Ibargüen estuvo cerca de justificar su ingreso al minuto 63, en un centro por derecha del ecuatoriano Renato Ibarra al área, donde el “cafetero”, de manera increíble, mandó su cabezazo a un lado del poste derecho.

El triunfo era algo imperativo, por lo que el “Piojo” no tuvo más opción que mandar a la cancha al chileno Nicolás Castillo, quien en su regreso se encargó de definir el duelo.

Con apenas unos instantes en la cancha, el “andino” se encargó de abrir el marcador, en un centro de Henry Martin por izquierda a sector contrario, donde Castillo sólo tuvo que empujar el esférico al fondo de las redes, al minuto 65.

Con el daño hecho, los poblanos se olvidaron de defenderse y adelantaron líneas en busca de la paridad, la cual cerca estuvieron de lograr al minuto 77, en una acción en la que Guillermo Ochoa tapó un remate a quemarropa, el rebote le quedó al uruguayo Christian Tabó, quien de frente puso su disparo en el travesaño, al minuto 77.

Los “azulcremas” finiquitaron el juego al minuto 82 por medio de Ibargüen, quien le ganó a Vikonis un balón dividido para solo poner el balón entre los tres palos, para así permitir que su equipo volviera a sumar de tres puntos y así tener un panorama más claro hacia la fase final.

El arbitraje estuvo a cargo de Fernando Hernández, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó al boliviano Alejandro Chumacero (10) por la visita; Antonio López (52) vio cartón preventivo por los de casa.