Redacción / Foto: Show Time Boxing

Las Vegas, Nevada, EE.UU.

Con una andanada destructiva de puñetazos poderosos en los últimos instantes de una pelea que se había dificultado, Saúl “Canelo” Álvarez añadió otro logro boxístico a su creciente lista.

El mexicano se convirtió en el primer monarca indiscutible con cuatro cinturones de la categoría de los supermedianos en la historia, al noquear el sábado a Caleb Plant en el undécimo asalto.

Álvarez (57-1-2 con 39 nocauts) derribó dos veces a su oponente en ese penúltimo capítulo, para despojarlo del cetro de la FIB, que incorporó a su colección de campeonatos del CMB, la AMB y la OMB, gracias a un excelente desempeño táctico y a un golpeo poderoso, que le quitaron el invicto al púgil estadounidense, en la MGM Grand Garden Arena.

El astro mexicano, considerado por muchos como el mejor boxeador libra por libra en la actualidad, se convirtió en el sexto peleador en ostentar cuatro cetros de manera simultánea.

“Estoy orgulloso de ser uno de esos seis”, dijo Álvarez, quien dedicó su victoria a sus seguidores mexicanos. “El objetivo es ser el mejor de todos los tiempos. Muy orgulloso del viaje que he realizado para lograrlo. No voy a detenerme hasta que haya hecho todo lo posible por alcanzar ese objetivo”.

Se unió a Josh Taylor, de los superligeros como el único campeón indiscutible que reina actualmente en su categoría.

Tras noquear a tres de sus cuatro adversarios previos, el “Canelo” tuvo que desgastarse más en una contienda complicada ante un tenaz Plant (21-1), quien habitualmente retrocedió y se apoyó en el jab para mantenerse a distancia del poder devastador del mexicano.

Álvarez perseveró y asestó varios golpes de calidad. En los primeros segundos del 11er episodio hizo que Plant se derrumbara a la lona con una feroz combinación de puñetazos, rematada con un uppercut justo en el momento en que el boxeador de Tennessee trataba de agacharse.

Plant se incorporó tambaleante y Álvarez lo volvió a derribar mediante dos grandes derechazos. Ello obligó a que el réferi Russell Mora decretara el final de las hostilidades.

Además de ser campeón, Plant está rodeado de un aura inspiradora. Superó numerosas tragedias personales para brillar en el boxeo.

Sin embargo, comprobó lo grande que es la distancia que separa al “Canelo” de sus contemporáneos.

Álvarez es el primer mexicano que acapara todos los títulos de una división. Se impuso alentado por buena parte de los 16.586 espectadores, muchos de los cuales agitaron banderas de México.

Antes de la contienda, el púgil de Guadalajara habló con frecuencia de su deseo de conseguir esta proeza para él y para México.

El “Canelo” tiene la carrera más exitosa en activo dentro del boxeo. Hiló su octava victoria en poco más de tres años.

No ha perdido en 16 combates desde que Floyd Mayweather Jr. lo derrotó por decisión dividida en 2013. Ese tropiezo y un empate ante Gennady Golovkin constituyen las únicas manchas en su foja.

Álvarez y Plant se habían demostrado cordialidad mutua antes de septiembre. Pero el “Canelo” reaccionó ante un insulto del estadounidense durante una conferencia de prensa en Bevely Hills para promover esta pelea.

Los dos boxeadores riñeron y Plant se llevó una cortada en el rostro.

Las tarjetas daban como ganador al mexicano en el 10mo. asalto de la batalla