Iván Navarro

Ciudad de México

Como una muestra de orgullo y para honrar las raíces mexicanas en cuanto a las culturas Mazahua y Otomí, Mauricio Sulaimán Saldívar, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) presentó el “Cinturón Mazahua 2020”, mismo que es un homenaje a todos los héroes anónimos que luchan día a día para combatir el COVID-19 en los hospitales de nuestro país.

En el tradicional “Martes de Café”, reunión virtual que realiza el mandamás del CMB con miembros de la prensa, se reconoció el esfuerzo que todos los días han hecho doctores, enfermeras, camilleros, ambulancias, bomberos y policías quienes están arriesgando su vida de una y otra manera y para ellos es este “Cinturón Mazahua.

Este cinturón es fruto del trabajo de las hermanas artesanas Angélica y Lilia Reyes Martínez, originarias de San Felipe Santiago, en el municipio de Villa de Allende, Estado de México, quienes bordaron todos y cada uno de los detalles con materiales como el canutillo, trabajo al que le dedicaron más de 400 horas para entregarlo en la fecha pactada.

“Fueron casi 400 horas, estamos sorprendidas, nunca nos imaginamos tener algo así, fue un reto y gracias a Dios lo logramos, empezamos chicas con los bordados, es una tradición de generación en generación y siempre trabajando en eso, nos gusta”, dijo Angélica Reyes.

Por su parte, el centro del cinturón está compuesto por una placa de obsidiana originaria de Teotihuacán y fue labrada por la Galería de Arte Rubicó, y ensamblado por la familia Reyes para dar la forma final a este cinturón que podría ser subastado o donado a un museo, según lo considere el CMB, pero con dedicatoria a quienes luchan contra la pandemia.

Max Quintana, titular del deporte en el Estado de México, también se mostró agradecido con el trabajo realizado en dicha zona del país, donde dijo, se mantendrán las puertas abiertas para hacer la presentación oficial y como estaba planeada de manera original por lo que Sulaimán Saldívar dijo se realizará cuando se supere la contingencia sanitaria.

Por último, Mauricio Sulaimán presentó el protocolo para funciones de box a puerta cerrada, mismo que fue realizado por expertos en materia de sanidad, esto con la finalidad de que los peleadores inicien su preparación y dar continuidad a los compromisos ya pactados.

Entre los puntos más relevantes que contiene el documento son: cantidad mínima de personas para realizar la función, esto incluye a quipo de producción televisiva, boxeadores y su equipo de trabajo, comisionado, oficiales de ring, servicio médico especializado, así como de la supervisión y certificación del CMB.

En lo que respecta a los jueces, la idea inicial es que, desde sus casas a través de una aplicación, que les permitirá ver la pelea, escuchar lo que se da sobre el ring y sin comentaristas les permita enviar su puntuación en cada round para que un supervisor reciba los resultados, se haga la sumatoria y al final se dé el resultado final.

Por último, todos los que participen en una función se deberán someter a un estricto control sanitario, desde boxeadores, médicos hasta los técnicos de producción como lo son la realización de pruebas de COVID-19, además de que los escenarios donde se realicen las funciones deberán estar debidamente sanitizados y cumplir con las reglas sanitarias.