Redacción / Foto: AP

San José, Costa Rica

Un gol de penal del mediocampista Orbelín Pineda encaminó el domingo a la segunda victoria de México en el octagonal final de la CONCACAF al Mundial de Qatar 2022, imponiéndose de visita 1-0 ante Costa Rica.

Los mexicanos viajaron bajo el mando del asistente técnico Jorge Thailer debido a que el entrenador argentino Gerardo Martino se quedó en México por una cirugía ocular. Con su triunfo, el Tri mexicano sumó seis unidades, mientras que Costa Rica se quedó con el punto que sacó en su visita a Panamá el jueves.

“Costa Rica es un rival difícil, es uno de los candidatos a clasificar y de visitante va a costar sumar en esta eliminatoria”, señaló Thailer al valorar los tres puntos sacados en San José, que ha sido una plaza difícil para los mexicanos en anteriores partidos eliminatorios.

Pineda, del Cruz Azul mexicano, marcó el penal a los 46 minutos tras una falta innecesaria del lateral Bryan Oviedo, quien fue al cruce sobre Andrés Guardado y terminó golpeando al volante mexicano

El juego en el Estadio Nacional de San José representó para Costa Rica el regreso de aficionados tras las restricciones impuestas por el COVID-19, aunque con un aforo limitado a 3.000 personas.

Costa Rica buscó presionar a México desde el vamos, pero el partido cayó rápidamente bajo control del visitante. El equipo tico generó su primera ocasión clara a los 17 minutos con un remate de Bryan Ruiz que controló Guillermo Ochoa, pero en adelante poco o nada se vio de los locales que no han podido marcar en sus dos primeros partidos de la ronda de ochos.

El atacante Rogelio Funes Mori se mostró posteriormente con un remate que contuvo Keylor Navas, quien venía de destacarse en el empate sin goles en Panamá.

La segunda parte fue de total control del equipo mexicano, mientras que el local seguía sin encontrar la manera de llegar a la portería del Memo Ochoa.

La más clara para los costarricenses llegó a poco del final cuando el defensor Keysher Fuller estrelló el balón en el poste derecho de Ochoa.

Luis Fernando Suárez, el entrenador colombiano que asumió hace apenas dos meses las riendas de Costa Rica, consideró que el partido estuvo “muy parejo” y que sus dirigidos tuvieron sobre todo una mejora en la segunda mitad. No obstante, es probable que al técnico cafetero le caigan palos por los problemas que tienen los costarricenses para generar llegadas y goles.

Costa Rica atraviesa un recambio generacional de jugadores, aunque mantiene a varios históricos.

“Nos faltó profundidad, la tuvimos en los últimos 10 minutos, el equipo se plantó bien, se mejoró con respecto a Panamá, pero está acusando esa falta de profundidad”, recalcó Suárez.

Pese a contar sólo con un punto de seis en en las dos primeras fechas del octagonal, Suárez considera que su equipo mejorará a medida que avance la competencia. Costa Rica busca clasificarse a su tercer Copa Mundial consecutiva tras Brasil 2014 y Rusia 2018.

En la tercera jornada del octagonal, el miércoles, México visitará a Panamá, mientras que Costa Rica volverá a ser de local ante Jamaica, que sufrió su segundo revés al ser goleada en casa 3-0 por la selección panameña.