Redacción

Bogotá, Colombia

Ante un repunte de casos de coronavirus, el gobierno de Colombia decidió que los partidos de la Copa América en Colombia se disputen sin público en las gradas.

Aplazado un año por la pandemia, el campeonato sudamericano de selecciones se jugará conjuntamente en Colombia y Argentina entre el 13 de junio al 10 de julio.

Pero en medio de un repunte de los contagio en Sudamérica, las autoridades colombianas tomaron la decisión de cerrar el acceso de aficionados a los estadios en las ciudades de Barranquilla, Medellín, Cali y Bogotá.

Esta Copa se jugará sin público tal como están las circunstancias en este momento y como es el dictamen también de los expertos epidemiólogos, dijo el presidente Iván Duque durante una alocución la noche del martes.

El ministro del Deporte Ernesto Lucena señaló que la actividad se concentrará en el acondicionamiento de los estadios El Campín de Bogotá, Roberto Meléndez de Barranquilla, Atanasio Girardot de Medellín y Pascual Guerrero de Cali.

La cancha de Barranquilla será la sede de la final del torneo.

Hemos venido trabajando desde el año pasado en la realización segura del evento que no tendrá público, pero de igual manera podrá desarrollar la reactivación emocional de los colombianos, dijo Lucena.

La Copa América está más firme que nunca gracias al trabajo en equipo con Argentina, la CONMEBOL y la Federación Colombiana de Fútbol, subrayo Lucena.

La semana pasada, la CONMEBOL anunció que iba a recibir una donación de 50.000 dosis de las vacunas del laboratorio chino Sinovac para inocular a sus futbolistas que disputarán la Copa América y otros torneos en la región.

Al mismo tiempo, el presidente de la entidad rectora dijo a la Associated Press se jugará con o sin público en los estadios de Argentina y Colombia.

La declaración marcó un cambio en la postura del dirigente, que a fines del año pasado había puesto en duda la realización del certamen continental de selecciones si no había hinchas en los estadios.

Al anunciar una serie de medidas para frenar los contagios, el presidente de Argentina Alberto Fernández se mostró ambivalente sobre el torneo.

Yo no quiero frustrar el espectáculo de la Copa América, pero quiero que seamos muy sensatos, muy cuidadosos”, dijo Fernández. “Tenemos un tiempo por adelante para analizar y ver cómo evolucionan las cosas, ver cómo podemos dominar el problema.

Argentina será anfitriona del partido inaugural del torneo, enfrentando a Chile en el estadio Monumental de Buenos Aires el 13 de junio. Bolivia, Uruguay y Paraguay completan el Grupo A para la zona argentina, que tendrá partidos en Córdoba, La Plata, Mendoza y Santiago del Estero.

Colombia recibirá al Grupo B, que completan el campeón vigente Brasil, Venezyela, Ecuador y Perú.