Redacción

Acapulco, Guerrero

El director del Abierto Mexicano, Raúl Zurutuza, considera que la edición XXVIII del torneo, que arranca este lunes bajo condiciones extraordinarias por la emergencia sanitaria, ha sido un enorme reto que ha podido enfrentar gracias al trabajo en equipo y  una actitud positiva de la organización.

“ A este tipo de situaciones tenemos que verle el lado positivo. Debemos tener una actitud buena, hacia adelante y una de las razones por la que estamos haciendo el torneo es por eso, porque es importante hacerlo y mandar un mensaje positivo de que si las cosas se hacen de manera correcta pueden salir bien”, dijo en conferencia.

Además, explicó que, precisamente, la organización del certamen unió a la organización Mextenis como equipo y aunque en el camino hubo tensiones, éstas sirvieron para sacar adelante el torneo.

“En la adversidad hay que sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Personalmente me quedo con la unidad que se mostró en Mextenis y hacer lo que más nos gusta, que es organizar este torneo”, dijo.

Zurutuza confía en que los aficionados mexicanos cumplirán con las medidas de prevención del protocolo AMT Safety y tras el fin de semana en el que se desarrolló el torneo de calificación, donde recibieron a más de 1.500 aficionados, están listos para recibir a 3.000 este lunes, su máxima capacidad de aforo permitida por las autoridades, boletaje que está vendido al 100 %.

En la parte deportiva, el directivo dijo  ¨el balance es muy positivo al tener en nuestro cuadro principal a tres top 10” como el griego Stefanos Tsitsipas, el alemán Alexander Zverev y el argentino Diego Schartzman y que el main draw quedará integrado, mayoritariamente, por jugadores entre los primeros 50 del mundo.

Sobre la participación del tenista griego Stefanos Tsitsipas, quien este año eligió el torneo de Acapulco en lugar de Dubai, fue celebrada por el director del torneo, Raúl Zurutuza, quien el domingo lo recibió en el aeropuerto y lo consideró como “un tipo muy relajado”.

“Hablamos mucho con su agente, estuvo bien, lo vi contento, es un tipo súper relajado, muy ‘light’ , espero que se enamore de México y se quede”, señaló Zurutuza. “Tsitsipas llegó bien, contento, ya entrenó y será interesante ver que pasa pero creo que vamos a tener buenas cosas con él”.

Para el directivo tener dos torneos en la misma semana es muy bueno tanto para los propios torneos y también para los jugadores.

Señaló que la historia del suizo Roger Federer, quien está ligado, al torneo de Dubái y por eso no puede competir en Acapulco, no se debe repetir “y por eso es importante que todos los jugadores jueguen el mayor número de torneos posibles”.