Redacción

Ciudad de México

Con un gol de penal del uruguayo Jonathan Rodríguez sobre el final del encuentro, la Máquina derrotó 1-0 a Pumas para mantenerse como líder del torneo Guard1anes 2021 luego de diez fechas y de paso empató el segundo mejor registro de triunfos consecutivos en la historia del equipo.

El 6 de diciembre pasado, en el mismo escenario, la Máquina dejó ir una ventaja de cuatro goles y perdió 4-0 ante los universitarios para quedar eliminado en las semifinales del Apertura 2020 con lo que extendió un año más una sequía sin títulos de liga que data del torneo Invierno 97.

Con el triunfo, Cruz Azul suma ocho consecutivos y tiene 24 puntos que le garantizan la punta por tercera semana consecutiva.

Además, la Máquina se coloca a sólo dos victorias de la marca histórica para el equipo, que es de 10, impuesta en la temporada 1971-72.

El récord de triunfos consecutivos en la primera división de México le pertenece al León, que consiguió 12 en el Clausura 2019.

Cruz Azul ya igualó los ocho en fila que obtuvo en los torneos 1994-95 y en el Clausura 2014, que son sus segundos mejores registros históricos.

Pumas, que a media semana quebró una racha siete partidos sin triunfos, se mantiene con ocho unidades, en la 14ta posición entre 18 equipos de la primera división.

Los universitarios, que dieron su mejor juego desde la fecha dos, fueron peligrosos desde los 18 minutos con un disparo desde fuera del área del argentino Juan Dineno que pasó muy cerca del arco.

Cruz Azul respondió a los 27 con un disparo dentro del área del uruguayo José Ignacio Rivero que fue rechazado con apuros por el arquero Alfredo Talavera.

Dinenno volvió a avisar con un disparo a los 29 que fue rechazado por el portero José de Jesús Corona y sobre el final del primer tiempo Roberto Alvarado sacó disparo por encima del arco a los 41 y Carlos Gutiérrez tiró a puerta dentro del área a los 44 y Corona lo rechazó.

En el segundo tiempo, a los 54 minutos, el argentino Guillermo Fernández probó suerte de media distancia y puso en aprietos a Talavera.

Después de eso, el partido tuvo pocas emociones y parecía que terminaría en empate, pero el zaguero Johan Vázquez derribó dentro del área al paraguayo Juan Escobar en una jugada que fue validada por el VAR y Rodríguez convirtió con un tiro al costado derecho de Talavera.

SANTOS VUELVE A GANAR

Santos Laguna venció con autoridad como local a los Rayos del Necaxa

El juvenil estadounidense Santiago Muñoz y el colombiano Juan Otero anotaron un gol cada uno el domingo y Santos regresó a la senda del triunfo en el torneo Clausura mexicano al vencer 3-1 al Necaxa.

Muñoz, de 18 años y originario de El Paso, Texas, remeció primero las redes a los 38 minutos y Otero concretó un tanto a los 53 para darle rumbo al compromiso.

Muñoz, quien debutó en primera división en octubre del año pasado, consiguió su tercer gol en los siete partidos en que ha participado en el Clausura.

El uruguayo Fernando Gorriarán agregó un tanto a los 94 para Santos, que venía de perder a media semana con Pumas.

Los Guerreros ahora tienen 18 puntos, con que se colocan en la quinta posición cuando restan sólo un par de encuentros por la 10ma fecha.

Santos se ha hecho fuerte en el estadio TSM, donde han ganado 16 de 18 puntos disputados en el Clausura 2021.

Daniel López descontó a los 78 por Necaxa, que extendió a ocho su racha de partidos sin triunfos y se mantiene con siete puntos en la 16ta posición entre 18 equipos de la máxima categoría.

Los Rayos siguen sin poder ganar fuera de casa, con una marca de dos empates y cuatro derrotas como visitantes.

Muñoz puso al frente a los Guerreros al tomar una pelota en la entrada del área, luego eludió a un par de zagueros y sacó un disparo rasante que se coló por el poste izquierdo del arco de Luis Malagón.

Santos amplió su ventaja en una jugada a pelota detenida cobrada por derecha, en la que Otero recibió un pase en los límites del área y sacó un potente disparo que entró pegado al poste izquierdo de Malagón.

Necaxa descontó cuando López aprovechó un error de la zaga local y tras un rebote en el área chica empujó la pelota al fondo de las redes.

Cuando expiraba el partido, Otero mandó pase por derecha hacia el área, donde Gorriarán arribó para chocar la pelota con pierna derecha para el 3-1 definitivo.