Redacción

Mazatlán, Sinaloa

El pelotón de jugadores de Grandes Ligas de las Águilas Cibaeñas se encargó de darle a la República Dominicana un título invicto en la Serie del Caribe. Ronald Guzmán y Johan Camargo conectaron sendos jonrones para impulsar el sábado a las Águilas a la victoria 4-1 sobre los Criollos de Caguas de Puerto Rico en la final del torneo que se diputó en la ciudad portuaria de Mazatlán, México.

Las Águilas atraparon el sexto título en su historia como club y el primero desde 2007, ganando los siete encuentros que disputaron en el certamen. Ahora son el segundo equipo más ganador en la historia del clásico caribeño, sólo detrás de los también dominicanos Tigres del Licey, que han conseguido 10 campeonatos.

Como país, República Dominicana revalidó el título obtenido en 2020 por los Toros del Este y aumentó su ventaja como máximo ganador con 21 campeonatos. Puerto Rico es segundo con 16 títulos, y México se mantiene tercero con nueve coronas.

“Es algo que de verdad no puedo describir”, dijo Robinson Canó, el bateador del equipo dominicano y que disputó el torneo por primera vez en su carrera.

Canó ahora puede presumir de títulos en la Serie Mundial con los Yanquis de Nueva York y el Clásico Mundial de 2013 con su selección nacional.

“Es un gran honor”, señaló.

Una noche después de voltear el marcador en el noveno inning ante Panamá en las semifinales, los dominicanos volvieron a remontar.

Los Criollos tomaron la ventaja en la apertura del quinto episodio cuando Juan Centeno se embasó con un imparable, avanzó a segunda con un lanzamiento descontrolado de César Valdez y anotó gracias a un sencillo remolcador de Jarren Duran.

Pero las Águilas reaccionaron rápido y empataron en la parte baja de la misma entrada con el cuadrangular de Camargo.

El panameño Camargo, quién pertenece a los Bravos de Atlanta, habló emocionado luego de obtener el campeonato.

“Hay que mantenerse fuertes, este triunfo es también para Panamá, yo soy un ganador, juego para ganar. Ustedes tienen un panameño ganador, soy profesional ante todo y amo mucho de corazón a Panamá y a República Dominicana”, expresó el jugador tras la victoria.

En el sexto, los dominicanos volvieron a la carga y anotaron dos carreras. Ramón Torres conectó un sencillo para abrir el capítulo y anotó gracias a un doble productor de Juan Lagares, el Jugador Más Valioso de la serie. Luego de que Canó y Melky Cabrera fueron dominados, Guzmán respondió con un sencillo para impulsar a Lagares y aumentar la ventaja de las Águilas.

En la baja del octavo episodio, Guzmán sacudió un cuadrangular solitario ante los lanzamientos de Fernando Cruz para ponerle cifras definitivas a la pizarra.

“Me voy contento, no complacido, pero esto ha sido una gran experiencia para todos. Creo que tenemos un gran futuro, tenemos muchos jugadores jóvenes y estoy orgulloso de ellos. Representamos a Puerto Rico con orgullo, e hicimos un tremendo trabajo”, reflexionó tras el encuentro el mánager de Puerto Rico Mike Álvarez.

El abridor de las Águilas César Valdez se fue sin decisión tras lanzar cinco entradas de apenas una carrera y cuatro imparables. La victoria fue para Luis Castillo (1-0) con dos episodios en blanco en labor de relevo, mientras que el revés fue al registro de Anthony Maldonado (0-1), tras tolerar dos anotaciones y tres hits en su relevo de dos tercios de inning. Jumbo Díaz retiró en orden el noveno episodio para anotarse el salvamento.

“Esto es gracias a los jugadores que se han esforzado muchísimo y se lo merecen. Ayer en el último inning contra Panamá fue un momento muy difícil, pero logramos remontar y salimos con la victoria. Estoy muy orgulloso de ganar por segundo año consecutivo la Serie del Caribe, yo creo que el pueblo dominicano con todo lo que ha sufrido por esta pandemia se merece este triunfo”, consideró

Después del encuentro se dio a conocer el equipo todos estrellas con Yadier Molina de Puerto Rico como receptor, Guzmán de República Dominicana en primera base, Canó de Dominicana en segunda base, Jordan Díaz de Colombia en la tercera base, Jonathan Araúz de Panamá como torpedero. Lagares (Dominicana), Cabrera (Dominicana) y Duran (Puerto Rico) fueron distinguidos como los jardineros

El mexicano Jesse Castillo fue incluido en el equipo todos estrellas como bateador designado, mientras que el lanzador abridor fue Carlos Martínez, el relevista Díaz y el mánager Félix Fermín, todos de la República Dominicana.

El premio al Jugador Más Valioso fue para Lagares luego de batear de 19-6 (.316) con dos cuadrangulares y ocho carreras producidas en seis encuentros disputados.