Redacción

Basilea, Suiza

Roger Federer dijo que su recuperación de dos cirugías en la rodilla izquierda a principios de este año se ha demorado más de lo esperado y no está seguro de si estará en condiciones de jugar en el Abierto de Australia.

Federer, quien cumplirá 40 años en agosto del próximo año, no juega un partido competitivo desde que perdió ante Novak Djokovic en las semifinales de esta temporada en Melbourne Park.

El ganador de 20 títulos individuales del Grand Slam, récord que comparte con Rafa Nadal, dijo en octubre que estaba practicando sin dolor y que esperaba regresar al circuito en el primer Grand Slam del 2021.

“Hubiera esperado estar al 100% en octubre. Pero todavía no lo estoy hoy. Será difícil para el Abierto de Australia”, dijo Federer según lo citó la prensa suiza.

“La segunda operación de rodilla fue un gran obstáculo, pero en los últimos seis meses ha habido un progreso constante”, agregó.

El Abierto de Australia está programado del 18 al 31 de enero, pero ha habido reportes de que podría retrasarse a una ventana del 8 al 21 de febrero debido a los protocolos relativos al COVID-19.

Incluso un retraso de tres semanas podría no ser suficiente para Federer, quien ha ganado el Abierto de Australia seis veces.

“Es una carrera contrarreloj para el Abierto de Australia. Tengo curiosidad por ver si comenzará el 8 de febrero”, dijo Federer. “Por supuesto, ayudaría si tuviera un poco más de tiempo para recuperarme”.