Redacción

Lausana, Suiza

La novena Cumbre Olímpica celebrada este sábado expresó su pleno compromiso y confianza en el éxito de la organización de los Juegos de Tokio el próximo verano y apoyó las medidas previstas para hacer frente a la COVID-19, entre ellas la campaña de vacunación previa del Comité Olímpico Internacional (COI).

En este sentido se mostró a favor de la participación de todos los interesados del Movimiento Olímpico en esa campaña y consideró que la máxima prioridad sigue siendo la salud y la seguridad de todos los participantes.

En una declaración elaborada al término de la cumbre celebrada de manera virtual, ésta transmitió su aprecio y gratitud al Gobierno japonés, al de la ciudad de Tokio y al Comité Organizador de los Juegos aplazados al año que viene por su labor, con especial énfasis en su actuación frente a la pandemia y la aprobación del presupuesto revisado por su impacto.

La cumbre trasladó también su gran satisfacción por las declaraciones recientes de la Cumbre del G-20 y la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) sobre el papel del movimiento olímpico y paralímpico, especialmente sobre la contribución del deporte “como medio único para la promoción de la paz y el desarrollo”.

El reconocimiento de la autonomía del deporte, el papel de liderazgo del COI y el que el deporte desempeña en la sociedad en la crisis actual fueron otros aspectos destacados en la declaración, junto al apoyo mostrado al llamamiento del COI para incluir las disciplinas deportivas en los programas de recuperación posteriores a la pandemia.

El documento mostró también su confianza en los Juegos de Invierno de Beijín 2022, así como en el trabajo de las autoridades en sus preparativos a pesar de las dificultades y las restricciones relacionadas con la pandemia.