Redacción

Dallas, Texas

Durante el tercer cuarto en el partido en Giants y Cowboys, en el AT&T Stadium, el quarterback acarreó para buscar la primera oportunidad, cuando fue tacleado y su tobillo quedó trabado entre el césped y el defensivo neoyorquino.

Prescott no hizo drama, solo levantó la mano y pidió asistencia médica, mientras que removía el casco. Un rostro fresco y sin angustia… fue hasta que se subió al carrito cuando rompió en llanto, abrazado por sus compañeros y ovacionado por los más de 20 mil aficionados en el recinto.

Ahora será Andy Dalton, experimento pasador ex de los Bengals, de liderar a los Cowboys hasta nuevo aviso.

Cabe destacar que Prescott no tiene contrato para el próximo año, al firmar un contrato franquicia para este 2021. Todavía se desconoce la gravedad de la lesión.