Redacción

Nueva York, Estados Unidos

Novak Djokovic extendió el sábado su racha invicta en el año al recuperarse de un pésimo primer set para superar a Milos Raonic por 1-6, 6-3 y 6-4 y quedarse con el título del Western & Southern Open.

El ganador de 17 torneos del Grand Slam extendió su marcha ganadora en el año a 23-0, logrando el título 80 de su carrera e igualando el récord de Rafael Nadal de 35 coronas en torneos de la serie Masters 1000.

Aquejado pro una lesión en el cuello, Djokovic tuvo problemas al principio del partido, cuando cometió cuatro dobles faltas en el primer set. Raonic aprovechó los problemas de saque del número uno del mundo para cerrar el parcial en 30 minutos.

Pero Djokovic mostró un juego totalmente distinto a partir de allí y se quedó con los otros dos parciales, ganando cuatro juegos seguidos en el cierre del set definitivo.

El torneo, previo al Abierto de Estados Unidos que comienza el lunes, se jugó sin público en Flushing Meadows en lugar de en su sede habitual en Mason cerca de Cincinnati, Ohio. La competencia formó parte de una burbuja segura que se creó debido al brote de coronavirus.

Por su parte, tras el retiro por lesión de la japonesa Naomi Osaka, Victoria Azarenka levantó el título en el Western & Southern Open en Flushing Meadows.

Esto significó el primer título desde 2016 para la bielorrusa.

“Lamento tener que retirarme por una lesión”, dijo Osaka en un comunicado. “Comencé a sentir dolor en el tendón de la corva izquierdo en el ‘tie-break’ del segundo set ayer y no me recuperé como esperaba”.

Este torneo fue preparatorio para el Abierto de Estados Unidos, que comienza el lunes.