El español admitió que no le quita el sueño no ser el número uno del ranking de la ATP

Redacción

Madrid, España

Este miércoles, el ex número uno del mundo de tenis, el español Rafa Nadal, admitió que quería que el austriaco Dominic Thiem se llevara el título en el Abierto de Australia, aunque al final destacó la gran calidad que tiene el serbio Novak Djokovic.

Nadal quedó eliminado en los cuartos de final y esta semana la aprovechó para inaugurar otra academia en Kuwait, en donde derrotó en duelo amistoso a su compatriota David Ferrer y en los próximos días se medirá en exhibición al suizo Roger Federer en Sudáfrica.

El número dos de acuerdo con el último ranking del ATP, sentenció que no le quita el sueño bajar un puesto, aunque reconoció que los números avalan a Djokovic para ser el mejor de este momento.

“A mí personalmente me hubiera venido mejor que ganara Thiem, pero siendo sincero, he dormido exactamente igual de bien los dos últimos días. A Novak este torneo se le da especialmente bien”.

Asimismo, hizo un recorrido por los campeonatos más importantes que ha ganado en su carrera, desde el primero hasta los que ha obtenido después de recuperarse de lesiones.

“Para mí la primera Copa Davis, en Sevilla, contra Estados Unidos, fue un momento muy emocionante. También el primer Roland Garros, en 2005, porque fue el primer Grand Slam.

Luego, por distintos motivos, Wimbledon 2008 es un momento fundamental en mi carrera. Diría que Australia 2009 fue algo inesperado, por cómo llegaba, pero fue muy emocionante”, comentó Nadal, quien disputará el viernes el juego nombrado como “The Match in Africa”.