Redacción

Viena, Austria

El austriaco Dominic Thiem derrotó este domingo al argentino Diego Schwartzman en la final del Torneo de Viena de la Asociación de Tenista Profesionales (ATP), con lo que levantó su primer título en este certamen.

Después de 10 apariciones consecutivas en el ATP 500 de Viena, Thiem consiguió su primera corona al vencer al americano en tres sets de 3-6, 6-4 y 6-3 en dos horas y 25 minutos de juego.

El austriaco se convirtió en el primer local en aparecer en una final en el torneo desde 2010, cuando Jurgen Melzer derrotó a Andreas Haider-Maurer y se proclamó campeón.

El quinto mejor del mundo extendió su racha en torneos ATP 500 a 10 encuentros sin perder, lo que le podría dar un plus para llegar de buena manera al Masters de París.